En Interamérica los dirigentes de la iglesia consideran cuidadosamente la pérdida de miembros

23 de octubre de 2019 | Miami, Florida, Estados Unidos | Libna Stevens -DIA

Altos administradores adventistas del séptimo día procedentes de todas las uniones y asociaciones de la División Interamericana (DIA), tuvieron la oportunidad de tener un cuadro muy claro acerca del crecimiento, así como de las pérdidas registradas en la membresía de la iglesia , durante una reciente reunión de seis días de duración que reunió a dirigentes con el propósito de ayudar a definir el futuro de la iglesia.

Aunque la iglesia continúa con su blanco de alcanzar con el evangelio a un millón de nuevos miembros, mientras que el periodo quinquenal se acerca a su fin a mediados de 2020, el enfoque no fue tanto los 800,000 nuevos miembros que se unieron a la iglesia desde 2015 hasta el 30 de junio de 2019, sino más bien, cuántos miembros dejaron la iglesia.

Una atenta mirada a las pérdidas

“Debemos considerar en forma más cuidadosa nuestras pérdidas”, dijo el Pastor Leonard Johnson, secretario ejecutivo de la iglesia en Interamérica. De acuerdo con los datos obtenidos, la iglesia en la DIA perdió 476,807 miembros de iglesia en el periodo de cuatro y medio años comprendido entre 2015 y 2019. Además, durante el periodo previo entre 2010-2014, había un total de 499,127 miembros que habían dejado la iglesia o se desconocía su paradero, informó el Pastor Johnson.

“Debemos tomar en consideración los datos anteriores a nosotros, en dónde nos encontramos y a dónde debemos de ir”, dijo el Pastor Johnson.

El Pastor Leonard Johnson, secretario ejecutivo de la iglesia en Interamérica, presenta estadíisticas sobre membresía durante una sesión con dirigentes de iglesia en Cancún, México, el 7 de septiembre de 2019. Imagen: Libna Stevens-DIA

En las más de 14,900 iglesias organizadas y 8,000 congregaciones que rebosan con más de 3.7 millones de miembros, hay un “alto porcentaje de miembros que realmente aman y aprecian la iglesia”, dijo el secretario, al señalar hacia los resultados de la encuesta de miembros revisada recientemente.

“La iglesia está en camino de ejercer un mayor y significativo impacto en sus comunidades”, dijo el secretario Johnson. “No es solamente en términos de lograr que la gente venga a la iglesia, sino también de conectar con las personas en formas significativas”.

Todo se centra en la iglesia local, en donde se lleva a cabo la acción real y en donde los miembros y creyentes recientemente bautizados deben ser alcanzados y deben recibir atención y cuidados de manera que nunca dejen la iglesia o no se les pase por alto, añadió.

“Pienso que estas cifras representan más que simplemente números”, dijo el Pastor Johnson, “nos están diciendo lo que debemos hacer, a dónde debemos ir y nos pueden mantener bien enfocados”.

Visitación pastoral

Uno de los enfoques sugeridos por el Pastor Johnson fue la necesidad de que los pastores visiten a los miembros en sus hogares, como parte del cuidado que debe recibir cada familia en la iglesia local. Se estaba refiriendo a la reciente encuesta hecha a los miembros de iglesia de la DIA, en la que los resultados muestran a un 39 por ciento de encuestados manifestando que nunca habían sido visitados por su pastor; a un 30 por ciento que dijo que su pastor los visitaba una o dos veces por año; un 14 por ciento que declaró que los visitaba una vez por trimestre y un 7 por ciento que dijo que su pastor los visitaba una vez al mes; un 2 por ciento que indicó que eran visitados casi cada semana; un 3 por ciento que fue visitado semanalmente y un 5 por ciento visitado mas una vez a la semana.

 

El Pastor Balvin Braham, asistente del presidente de la DIA para asuntos de evangelización, muestra durante las recientes reuniones las pérdidas en membresía ocurridas en los pasados nueve años. Imagen: Libna Stevens -DIA/caption]

“Deseo hacer todo lo que pueda para alentar a los pastores, porque hemos sido ordenados como pastores para buscar a las almas, alimentarlas espiritualmente, hacer discípulos, ayudar a los miembros a crecer en su relación con Jesucristo”, dijo el Pastor Johnson. “No hay duda en mi mente de que se nos presenta una oportunidad de oro para hacer más en el aspecto de alimentar espiritualmente y retener a los miembros de la iglesia”.

Las cifras son alarmantes, dijo el Pastor Elie Henry, presidente de la iglesia en Interamérica, al dirigirse a las docenas de administradores. “Tenemos que discutir más acerca de lo que podemos hacer para retener a nuestros miembros y para asegurarnos de que nuestros miembros no se alejan y son borrados de nuestros libros”, dijo.

Más tiempo para ministerio pastoral

Es evidente que la atención pastoral es la gran preocupación, dijo el Pastor Ignacio Navarro, presidente de la iglesia en la Unión Mexicana de Chiapas. “Se necesita poner más énfasis en la visitación pastoral, pero nuestros pastores no están de brazos cruzados. ¿Por qué nuestros pastores no están visitando lo suficiente? Porque nosotros [como líderes] hemos cambiado el énfasis para colocarlo más en eventos y actividades”, dijo el Pastor Navarro, quien está al frente de la iglesia con más de 252,000 miembros en 3,191 iglesias y congregaciones, dirigidas a su vez por 227 pastores de distrito. “Debemos dejar de crear eventos tanto en los niveles de campo local, como en los niveles de unión y división, de manera que podamos permitirles a nuestros pastores ser pastores en sus iglesias”.

Se trata de discipulado y de retención, dijo el Pastor Balvin Braham, asistente del presidente de la DIA en asuntos de evangelización. El Pastor Braham dio a conocer las razones primarias por las que los miembros dejan la iglesia, de acuerdo a una reciente encuesta hecha por la iglesia adventista mundial. Esas razones incluyen fallecimiento, problemas familiares, dificultades matrimoniales y divorcio, conflictos con pastores, conflictos con otros miembros de iglesia, culpa, falta de compasión en la iglesia y algunas otras.

 

Dirigentes de la iglesia de diferentes uniones discuten y toman notas acerca de cómo lograr en forma eficaz el poder conservar a los miembros en la iglesia. Imagen: Libna Stevens- DIA

[/caption]Más de un millón de miembros fueron borrados de los libros durante un periodo de más de 10 años, dijo el Pastor Braham. “Nuestra membresía actual llega a 5 millones, tal vez 6 millones en nuestra División [Interamericana], así que debemos dar los pasos necesarios para conservar nuestros miembros”.

Los dirigentes y administradores de la iglesia se sentaron juntos a discutir por horas para encontrar posibles soluciones a fin de ayudar a los ministros y pastores en las iglesias locales a conservar en forma más eficaz a los miembros y a lograr la deseada retención de los mismos, como parte del plan estratégico que guiará a la iglesia en el 2020 y en años futuros.

You may also like ...

0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *